Las empresas en la nueva normalidad tendrán que adaptarse a los cambios generados por la crisis sanitaria, al mismo tiempo en que buscan salir con la menor cantidad de daños posibles, por lo que pueden beneficiarse de esquemas como el home office.

En palabras de Elías Micha de TallentiaMX, será fundamental en este estema de teletrabajo sumado a la subcontratación el apalancamiento de las empresas, gracias a que permiten que ciertas actividades económicas continúen manteniendo la sana distancia.

Otro de los aspectos fundamentales para el crecimiento de esta modalidad se debe a que de acuerdo con datos de Internet Mx y OCC Mundial, alrededor del 70% de profesionistas en el país ya han realizado sus labores por vía remota.

Lo cual ha fortalecido la productividad, las cadenas de suministro, la aceleración del uso de tecnologías digitales; pero los beneficios para las empresas también van en la disminución de los costos administrativos.

Sin embargo, el especialista considera que hace falta mayor regulación en el esquema del teletrabajo, más conocido como home office, por lo que se debe asegurar en mayor medida los derechos y responsabilidades de los trabajadores y los patrones.

Inclusive Elías Micha, presidente de TallentiaMX, resalta que con la subcontratación y el teletrabajo se puede lograr que aminore la caída de empleos en lo que resta del presente año gracias a que se puede garantizar la seguridad sanitaria y la productividad de estos esquemas.

Con información de eleconomista.com.mx.