Foto capital-cdmx.org

Marcela Villegas, coordinadora general de la Central de Abasto (Ceda), informó que en coordinación con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), operarán el biodigestor que se alimentará de desechos orgánicos.

Dicha operación funcionará en coordinación con el programa de Economía circular junto a la productora de aceite en biodisel, el Programa de Recuperación Itacate y las celdas fotovoltaicas instaladas.

El biodigestor se alimentará de la descomposición de desechos orgánicos producto de los jardines, frutas y verdura que ya tienen un grado de madurez muy elevado, lo cual impide su venta, pero si pueden ser aprovechados para generar gas.

Este biodigestor será el primero a nivel industrial en la CDMX.

La producción de gas se realizará por medio de la aceleración del proceso de degradación de los desechos, lo cual generará gas metano y líquido que será utilizado como fertilizante basados en altos parámetros técnicos.

“Antes de tirar, algunas bodegas deciden donar a Itacate, en donde lo canalizamos a 350 comedores comunitarios y ellos obtienen un recibo fiscal por la merma, todos ganamos”: Marcela Villegas.

Se aprovecharán los desechos generados a partir de 14 contenedores de recolección de basura, así como de la recolección de por lo menos 150 pepenadores a quienes se les pagará por la selección de la materia prima.

Con información de reforma.com.