Tal vez no se conozca mucho sobre este tema, pero México se adhirió al Convenio 108 (Convenio para la Protección de las Personas con respecto al Tratamiento Automatizado de Datos de Carácter Personal del 28 de enero de 1981) publicado en el DOF el 12 de junio de 2018.

Este documento busca que el flujo de información entre los países firmantes de la Unión Europea y algunos como Uruguay y México, mantengan también una protección de datos personales, convirtiendo este acuerdo en el primer instrumento jurídico internacional para este fin.

Algunos de los principios de este instrumento sobre el tratamiento de los datos personales son:

 

  • Su obtención debe ser legal y legítima.
  • Solo deben ser usados para las finalidades obtenidas y de ninguna manera podrán ser usados para otros fines.
  • Deben ser exactos en la información requerida y puestos al día.
  • Deben de ser conservados e identificables al titular durante el tiempo para el cual se obtuvieron dichos datos.
  • La guarda y custodia de los datos no será mayor al requerido por la finalidad obtenida.
  • Garantizar la adopción de medidas de seguridad para la posible pérdida accidental, de acceso, modificación o difusión no autorizada de las bases que integran la información personal.

Como parte del Convenio los países integrantes, estos garantizarán el flujo de información entre sus miembros sin que exijan autorizaciones especiales o impongan prohibiciones por lo que todos deben contar con las condiciones mínimas de protección.

Para el día de mañana ahondaremos en la actualización de este acuerdo llamado Convenio 108 plus. No te pierdas el webinar de este miércoles 22 de julio, titulado “La necesaria actualización tecnológica y de protección de datos. Un reto para el gobierno y los ciudadanos” en La Llave Maestra.

Con información de elfinanciero.com.mx