Como lo hablamos en la entrada del blog anterior, el Convenio 108 el cual sustenta jurídicamente la protección de datos personales, fue firmado por la Unión Europea, así como Argentina, Uruguay y México, el cual necesitaba actualizarse a la era digital.

El reajuste de este convenio se hizo evidente dadas las constantes transformaciones dentro del mundo digital, en concreto con el internet y el comercio derivado de ello, por lo que se firmó una nueva versión el 10 de octubre del 2018 en Estrasburgo, Francia.

Este documento previó un plazo de dos años el cual termina en los últimos días de octubre, en el cual el país podría perder la certificación de acuerdo con El Heraldo de México.

Javier Martínez Cruz, comisionado del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales del Estado de México y Municipios (Infoem), inclusive añadió:

“…los datos personales son el nuevo motor que mueve al mundo, pues sin ellos no es posible el intercambio comercial ni la economía como se conoce en la actualidad. Por ello, su correcta protección cobra relevancia”.

Algunas adiciones del Convenio 108 plus, son:

  • Se aumenta la incorporación de datos, incluyendo información genética, datos biométricos o la pertenencia a una etnia.
  • Se debe notificar a las autoridades de supervisión, las brechas de seguridad que puedan afectar a los individuos.
  • Las autoridades de supervisión, deben invertir en la formación y capacitación, además de constituirse como instrumentos sancionadores.
  • Garantizar los derechos de acceso y revocación, para la transmisión de toda la información relativa al uso que se le va a dar y las finalidades.

De acuerdo a información de El Heraldo de México, Michoacán y el Estado de México ya han mostrado avances por lo que inclusive podrían adelantarse en “sus perspectivas comerciales” con países como China.

Con información de heraldodemexico.com.mx y blog.cuatrecasas.com.