Al transcurrir el tiempo, la crisis sanitaria hizo evidente que en muchas empresas se llegó al trabajo a distancia, en su mayoría las empresas optaron por realizar el llamado home office, lo que tendría como consecuencias incógnitas laborales.

Legisladores de la Ciudad de México coincidieron en que será necesaria una legislación, debido a que por seguridad sanitaria y por prevención se deba regularizar con mayor claridad y puntualidad.

La diputada Lizette Clavel, consideró que este tema debe ser una prioridad para el Congreso capitalino, se deberán definir las condiciones de este esquema, de igual manera considerar la productividad y las responsabilidades para proteger sus derechos.

“Hay nuevas formas de trabajo que debemos entender, y definir cómo se van a estar dando; si el empleado tiene su seguridad garantizada, podemos ir avanzando y en esa materia hay que legislar”: Lizette Clavel

Cabe aclarar que a nivel federal ya está regulada debido a que la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen de reforma de la Ley Federal del Trabajo aprobada por los Senadores.

Dichos cambios contemplan adiciones del capítulo XII del artículo 311 como las definiciones de teletrabajo, convenios y condiciones, así como obligaciones y responsabilidades del empleador y del trabajador.

Sin embargo, especialistas concordaron en que falta la inclusión de temas como la jornada de trabajo, horas extra, además de “el derecho a la desconexión digital” entre otros aspectos que deben integrarse.