Barclays, institución financiera de inversiones considera que la paraestatal mexicana Pemex, se ha convertido en una constante piedra para la planeación de las metas fiscales, algo en lo que los analistas coinciden.

Marco Oviedo, economista en jefe de la institución financiera para América Latina, indicó que se basan en la misma información de Pemex, la cual no ha logrado llegar a sus propias metas.

Por ejemplo, para el 2019 la empresa alcanzó una producción diaria promedio de 1.640 millones de barriles diarios de crudo, cifra 2.4% menos con respecto al pronóstico de 1.682 millones de unidades.

“La situación en Pemex probablemente seguirá frágil y el gobierno seguirá apoyando a la compañía con el fin de alcanzar sus metas financieras”: Marco Oviedo / Barclays

Inclusive Jonathan Heath, subgobernador de Banxico, recalcó que la empresa productiva del Estado puede convertirse en un “cáncer incurable”, por lo que el gobierno se debe enfocar en solucionar los problemas estructurales.

“Sin lugar a dudas, Pemex es el mayor dolor de cabeza de este gobierno, pero parte del problema es que el gobierno no lo ve así, sino como una promesa de motor de crecimiento en el futuro, lo cual es prácticamente imposible”: Jonathan Heath / Banxico

Moody’s en palabras de su analista Arianne Ortiz-Bollin, consideró que el apoyo gubernamental es muy poco, del 1% al 2% dependiendo de los precios del petróleo, lo que no es suficiente para aumentar el nivel de producción.

“Hay recortes en muchas instancias, pero no en proyectos insignia del gobierno ni en el caso Pemex”: Arianne Ortiz-Bollin / Moody’s

Con información de forbes.com.mx.