Ante la oleada de declaraciones y críticas contra la llamada “Ley Monreal”, que fue aprobada en el Senado y ante los dichos sobre los beneficios que se veían para un banco, este martes se decidió posponer hasta febrero su discusión en la Cámara de Diputados.

Dicha reforma se enfoca en que el Banco de México (Banxico) tendría que comprar dólares a los bancos del país que tengan exceso de la divisa ya sea por las remesas enviadas por los migrantes o bien por la derrama dejada por el turismo.

Esto encendió las alertas de los especialistas quienes vieron un riesgo en este movimiento que podría desencadenar un riesgo de lavado de dinero y encontrar sanciones de Estados Unidos por tener “dinero sucio”.

Las voces no se hicieron esperar y el domingo tanto Banxico como la Asociación de Bancos de México (ABM) emitieron comunicados donde las instituciones bancarias ven un riesgo en la estabilidad financiera y “comprometer la integridad de las reservas internacionales del país”.

Por otra parte, los partidarios señalan que esta iniciativa busca que los mexicanos cambien los dólares sin tener perdidas cambiarias, sin embargo, con esto se vulneraría la autonomía de Banxico y se podrían adquirir dólares producto del narcotráfico y actividades ilegales relacionadas.

Con información de elfinanciero.com.mx.